La Otra Experiencia Digital

¿Has tratado de bajar archivos de fileserve.com?
Es un vómito de colores, luces, botones, links y dentro de todo eso, el famoso botón “DOWNLOAD” que buscas.
Después de eso esperar XX segundos. Todo esto para poder bajar ese “respaldo” del disco del grupo que todavia no sale a la venta.
Ese disco en este minuto, vale esa experiencia. Ojalá valga la pena.

 

Encontraste un sitio web, digamos, de un café, entraste (no te pidieron nada), te ponen un video hiper groso en 3d y después UN JUEGO, disparar granos, recoger granos, jugar, y no te pidieron registro, ni follow, ni un facebook connect, NADA.

 

Nespresso - La Otra Experiencia Digital

 

¿Y que hiciste tú?
Lo retwitteaste y lo pusiste en facebook igual, querías que tus amigos fueran parte de esa experiencia.
Ojo que no está estampado el Nespresso en todos lados, no es necesario, el sitio está bien hecho, es bonito y sobretodo entretenido.
Cuando las campañas parten con un “Síguenos en twitter” o un “Hazte Fan” están pidiendo al usuario algo que uno hace por gusto.
Se entiende que te invitan a su comunidad, a ser parte de la marca en internet, pero ese “Follow” o ese “Like” debería nacer en el usuario, debería ser un premio para la marca por la experiencia que te ofreció.

Ojo, que no estoy devaluando el poder del “Me gusta”.

Solo digo que dejemos de usarlo como un requisito para vivir una experiencia y empecemos a tratarlo como un premio, tanto para el cliente como para los creativos detrás de la idea.

Si la experiencia está verde o inmadura, estás perdiendo el tiempo y la idea lanzándola antes de que esté lista.

El usuario no se deja engañar, no le va a decir a nadie que entre a tu web, lo más probable es que diga que es lo peor que ha visto en internet en mucho tiempo.
El usuario es el que crea comunidades, las extiende y propaga, el que puede generar que el mensaje llegue a esa gente a la que tu no llegas.
Hay que preocuparse de que lo pase bien, de que lo quiera recomendar y entregarle opciones para que vuelva, actualizaciones, creación de secciones, una experiencia que complemente a la anterior.

 

Empecemos a pensar y a desarrollar experiencias del tipo “Metete a esta pagina, está increíble” y dejemos de cumplir con solo tener una buena idea para el nombre del dominio.

 

Tenemos que aprender de nuestros usuarios, que al final del día, ellos son los que nos dan el click.

 

2 comments

  • No se por que me suena conocido esto… 😛

  • Uri

    Muchas agencias miden el éxito de la campaña en “likes” “RT”, por lo que enfocan sus esfuerzos directamente en obtenerlos, en vez de en realizar una campaña que los logre naturalmente. “No olvides seguirnos en Facebook”, “También estamos en Twitter”, como si uno tuviese todo el tiempo del mundo para andar siguiendo y “gustando” páginas.
    Como correctamente dices, si la experiencia es gratificante, el compartir NACERÁ, no es necesario que la marca me lo recuerde. El equivalente sería que después de acostarnos con una mina de dijéramos “y no olvides decirle a tus amigas lo bueno que estuve”.

    Con el caso de Fileserver cometes el error de analizar superficialmente el modelo de negocios. El sitio sobrecargado y la espera de “x” segundos no son aleatorias. Tienen como objetivo aumentar el CTR de los anuncios. El usuario que no está pagando por el servicio de descarga tiene un nivel de tolerancia mucho mayor a ese tipo de publicidad y a la espera, que intenta aumentar el tiempo de exposición y la frustración para incentivar a los usuarios que sí estarían dispuestos a pagar, a que lo hagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.